Más frío y menos peces para Europa

Para temblar… y no precisamente de frío!

Fuente:

Deutsche Welle