Adiós al pulmón del Amazonas

¿De veras nos pilla lejos, o están aquí al lado sus consecuencias?

Fuente: www.elmundo.es